Confort Térmico

El aislamiento térmico que nos ofrecen las ventanas de nuestra vivienda está directamente relacionado, además de con la factura energética que pagamos, con las condiciones de confort que disfrutamos.

Corfort térmico en invierno

En las proximidades de una ventana se crea un ambiente en invierno que hace que en sus alrededores uno sienta de forma especial una sensación térmica inferior a la temperatura de la habitación. Este efecto de “pared fría” se disminuye con la instalación de vidrios de Aislamiento Térmico Reforzado como SGG CLIMALIT PLUS que contribuyen a que la superficie del vidrio interior se encuentre a mayor temperatura que en el caso de un acristalamiento normal SGG CLIMALIT o un vidrio sencillo de una hoja. Como resultado obtenemos una mayor superficie de confort en nuestra vivienda.

Confort térmico en verano

En verano, la situación se vuelve la contraria. Los rayos solares que llegan a nosotros a través del cristal provocan una sensación de calor superior a la de la temperatura de la habitación. Además, cuando el sol incide sobre el cristal de la ventana, éste se calienta y se convierte en un “radiador” que introduce el calor en el hogar.
Para evitar esta entrada de calor debe instalarse un cristal que aporte un control solar. En función de la orientación y lo caluroso del clima de verano debe considerase un acristalamiento con mayor o menor control solar. En zonas de veranos calurosos debe pensar en vidrios con factor solar inferior a 0,50. La gama de productos que pueden integrarse en SGG CLIMALIT PLUS le ofrecen un abanico de posibilidades de protección solar con diferentes grados de protección solar.

Catálogos Climalit